martes, 28 de agosto de 2012

De la inutilidad del subsidio por desempleo.

     Hay cosas que ciertamente se crearon con un objetivo loable, pero han acabado siendo una herramienta por el contrario. Uno de los (para mi) más claros ejemplos es el subsidio por desempleo o "paro".  La cosa como más de uno desgraciadamente conocerá funciona más o menos así: Mientras se trabaja, cierta parte del salario se retiene por la Seguridad Social, en compensación a esta retención cuando el asegurado pierde el trabajo se le devuelve en mensualidades pre-establecidas.

     Aquí saltan a la vista 2 problemas esenciales, uno de ellos de base y otro de ejecución:

     El mayor problema de base es que el Gobierno te pague por no trabajar. Si, ese dinero es tuyo y se supone que es un colchón hasta que vuelvas a encontrar un trabajo. Se supone, no hay más que observar a mucha gente que percibe una prestación por desempleo y que hasta el mes anterior a que se le acabe no se preocupa por buscar un empleo. Es decir: Esta forma de devolver el dinero incentiva no buscar trabajo hasta el último momento. Además teniendo en cuenta que muchas veces el dinero que se recibe por estar desempleado puede ser muy equiparable al que se percibía al trabajar y que España es un país en el que la legislación parece hecha a posta para trabajar en negro, tenemos un montón de gente viviendo del paro y de trapicheos, trapicheos que si se llegaran a hacer de manera legal, primero: tendría que pagar los impuestos (que como mínimo caerían unos 400€ al mes, se gane lo que se gane) y segundo: se perdería la prestación por desempleo.

     En resumidas cuentas, y lo que yo propongo o me gustaría ver realizado es una de las dos siguientes propuestas:

  1.  Que se reduzca la cotización mensual y sea el propio empleado el responsable de ahorrar para sus probables desempleos futuros. Obviamente repito esto vendría con una rebaja de las cotizaciones a las SS. El dinero que se pague a la Seguridad Social no serviría para el desempleo, sino que se dispondría para que el desempleado pudiera apuntarse a cursos de formación, o que las oficinas de empleo dispusieran de funcionarios para ayudar a la búsqueda de trabajo del desempleo, pero ayudar de verdad, porque hoy en día las oficinas de empleo son una basura, pero ese es tema para otro post.
  2. Que la cota se dividiera en dos: Una parte sería para lo anteriormente mencionado, ayudar al desempleado a formarse y/o encontrar trabajo, y la otra parte sería como hasta ahora, como reserva para futuros desempleos, con la pequeña diferencia de que el dinero puesto en la SS se le devolvería íntegro al quedarse en paro, sin derecho después a una subvención.

     Si por mi dependiera eliminaría la prestación por desempleo y rebajaría las cotizaciones en esa misma cantidad, y que fueran las gentes y gentas del mundo las que decidieran si reservar una gran parte de su suelto al ahorro o al consumo, pero siendo realistas creo que mucha gente se opondría a lo anterior, no por estar en contra ni porque fuera malo, sino porque sería una ofensa para el Estado del Bienestar, las luchas obreras conseguidas por bla bla bla...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada