domingo, 28 de junio de 2015

¿Cómo escapar de un corralito?

La noticia ya está aquí, los bancos griegos no abren el lunes. Entre otras medidas los griegos no van a poder sacar más de 200€ de los cajeros automáticos y eso es si encuentran alguno en el que quede dinero, pues ya han retirado más de 18.000 millones desde que empezó el año.

Al principio eran los ricos y grandes fortunas las que retiraban su dinero, aquellos con tanto capital que podían permitirse gestionarlo en el extranjero. Ahora llegan las familias y los pensionistas, el gran grueso del pueblo griego teme no poder pagar el alquiler o la comida de esta semana, no por no tener dinero, si no por no poder cogerlo.

Una ligera nota sobre el discurso político

Las decisiones de la gente con su dinero, o la microeconomía, está por encima de su visión política y su voto. Un votante de Syriza retirará su dinero del banco lo antes posible al igual que otro de Nueva Democracia, es muy bonito hablar de la dignidad del pueblo griego y de su lucha contra los mercados financieros, pero los números hablan por si sólos: los griegos ya no confían a nadie su dinero. Ya no se creen que Tsipras vaya a solucionar nada y tampoco creen que la UE dé su brazo a torcer. Así las cosas el sálvese quien pueda, como decía, está por encima de cualquier decisión pòlítica.

¿Qué es un corralito?

La extremada liberalización de la banca (nótese la ironía) provoca que sólamente con que Tsipras firme un papel, ustedes no pueden retirar SU dinero del cajero. El capitalismo salvaje que le llaman. Su dinero se queda atrapado en sus cuentas, ¿para qué? Si dejamos que mañana todo el mundo que así lo desee vaya al banco a retirar su nómina y sus ahorros, lo más seguro es que no quede ni el tato. El corralito se impone para realizar reformas y medidas de emergencia. Un corralito es para cortar el cable azul de la bomba cuando queda un segundo. Se puede hacer medianamente bien, como en Chipre, o se puede liar muy parda, como en Argentina.

Entre Chipre y Argentina

La Unión Europea y sus allegados garantizan los depósitos de hasta 100.000€, quédense con esto. Vamos a Chipre, simplificando al extremo. Se quedan sin dinero, se levanta el corralito, se inyecta liquidez de emergencia, se negocian mejoras y reformas para que no vuelva a suceder y se protege con hasta 100.000€ a todos. La semana siguiente hemos salido del bache y se pueden tomar más medidas para que no vuelva a suceder. Recuerden que el Euro valía más o menos lo mismo que antes o después del corralito chipriota. 

En Argentina el caso fue mas "divertido", se levantó el corralito, se parcheó aquí y allá y se abrieron los bancos otra vez. Al principio tenías 1.000$, luego tenías 1.000$. ¿pero qué pasó? Que esos pesos valían 5 veces menos. Aquí va una tabla muy explicativa:

http://www.cavallo.com.ar/wp-content/uploads/2010/11/image3.png

Tus mil pesos eran mil pesos, pero podías comprar 3 veces menos cosas con ellos. ¿Por qué? Por que ya nadie quería pesos, nadie confiaba en los pesos, todo el mundo quería dólares. El problema es que tanto los salarios como los ahorros de la gente estaban en pesos. Un desastre del que Argentina aún no se ha podido recuperar al 100%.


¿Y qué hacemos con Grecia?

Fíjense en los dos casos anteriores, la única diferencia entre ellos (a grandes rasgos) es el valor de la moneda. Si Grecia consigue mantener el Euro y se dedica en serio a acabar con el clientelismo y la cultura de la "paguita" y Syriza se esfuerza en dar herramientas a los griegos para que puedan ganarse el pan (bajada de impuestos, libertad a la creación de comercios y empresas...) puede que esto en un susto.

Si Grecia se declara en quiebra y acaba fuera del Euro la historia argentina se repetiría, su nueva moneda no valdría nada comparada con el Euro y millones de griegos verían como se encarecen los productos de la compra y cómo con su salario, ahorros o paguita del Estado ya no son capaces ni de comprar la mitad de lo que compraban hasta ahora.

Me llevo una y da 45 - A. Tsipras


Hay dos formas de salir de un corralito: una mala y una peor. Si Grecia realmente quiere salir del Euro debería mantenerse en él y hacer las reformas que ellos decidan, anunciar la creación de una nueva moneda y dejar que fluctue con el euro para pactar un tipo de cambio estable, y con ese valor hacer el cambio dentro de 2 ó 3 años. Un cambio de moneda tan brusco solo puede llevar a un pozo. Y a la gente le va a dar igual su ideología de izquierdas o la maldita Troika cuando vea que le han robado dos terceras partes de su sueldo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada